InicioAgregar a favoritosPoner como p�gina de inicio
 
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
 
asesin asesinatos muchac herman barba asesinó amó cubillos asesinos Fred West david snow paranoide herejes behram armin
 
 
Edward Gein - Ed Gein

Películas como Psicosis, o la matanza de texas, no hubieran existido de no ser por este psicópata. Plainfield, 1906, nace Edward Gein. A lo largo de su infancia, fue víctima de su perturbada madre. Mujer obsesionada por la religión, aborrece la sociedad y todo lo que la envuelve, para ella una sociedad llena de mentira y pecado.

Ella sentía asco por su marido, ya que representaba todo aquello que ella aborrecía. Un hombre detestable , aficionado a la bebida y a pegar a sus dos hijos. Ed vivió su infancia en un ambiente represivo y prácticamente carecía de contacto con los chicos de su edad. Pronto se convertiría en un hombre excéntrico, solitario y tímido. A los 39 años, sufrió la pérdida de su madre y unos años antes la de su padre y su hermano mayor. El 8 de Diciembre de 1954 un granjero entra en la taberna de Hogan cuando descubre un enorme reguero de sangre que atravesaba el suelo del local. La propietaria Mary Hogan, había desaparecido. Las investigaciones del sheriff no obtuvieron su fruto y el caso inevitablemente quedó archivado. Tres años más tarde, otro espantoso crimen tuvo lugar, en el pueblo, Ed Gein asesinaba a la dueña de la ferretería, Bernice Worden, también se hallaron manchas de sangre, y el cadáver había desaparecido. Pero esta vez, se encontró una pista esclarecedora, la última venta fue anotada por Bernice en el libro de contabilidad a nombre de Edward Gein. Ed, pronto fue arrestado. Pero Cuando la policía fue hacia su casa para realizar el registro, no eran conscientes de lo que la casa de los horrores les iba a reservar. Cuando el sheriff atravesó la puerta, se topó de pronto con algo al mirar hacia arriba pudo ver un cuerpo decapitado de mujer con un profundo agujero en el estómago. El cuerpo colgado del techo boca abajo y enganchado con un garfio por el tobillo y con un alambre sujetado el otro pie a una polea. El cuerpo estaba abierto en canal desde el pecho hasta la base del abdomen, y las vísceras le fueron extraidas. La casa estaba llena de basura y desperdicios por todas partes, latas, revistas pornográficas, de anatomía humana, de terror, había escrementos por los suelos, muebles tirados, el nausebundo olor inundaba las habitaciones, se hacía casi imposible respirar. Pero esto era solo el principio, pronto los policías pudieron ser testigos de todo el espantoso horror que se escondía en esa casa.... En la cocina, centro de los macabros acontecimientos, habían varios cráneos esparcidos por el suelo, algunos servían de cuencos y otros yacían intactos. Varias cajas contenían restos de cadáveres imposibles de ser identificados. Ed, aprovechó sus habilidades, para hacer utensilios de cocina con huesos, forró los muebles de su casa con piel humana, incluso fue capaz de confeccionar un cinturón de pezones. Las paredes de su habitación mostraban una colección de máscaras hechas con tiras de piel y pelo procedentes de auténticos rostros humanos. La única habitación que parecía normal, se la encontraron sellada con tablones en la puerta, estaba perfectamente ordenada. Era la habitación de su madre, que desde que muriera en 1945, había permanecido cerrada. Ed Gein, en su interrogatorio dijo que su madre, una vez ya muerta, continuaba visitándolo y arropándolo antes de dormirse, durante unos años. A partir de ahí, Ed, desarrolló un gran interés por la anatomía humana. Le fascinó enterarse de la realización de la primera operación de cambio de sexo de la historia, incluso tenía en mente realizársela. Gein declaró, que tan solo recordaba muy confusamente, haber matado a Bernice Worden, y que los otros restos encontrados en la casa, pertenecían a nueve cadáveres sacados de sus tumbas, si, él sentía una profunda necesidad de profanar tumbas. En ocasiones, incluso conociendo a las víctimas, si se enteraba de una muerte, este acudía al cementerio y sacaba el cadáver, luego volvía a rellenar el hueco, y se los llevaba a la casa de los horrores. Sus rasgos de personalidad venían marcados por el fetichismo, voyerismo, travestismo y se presume que probablemente necrofília. Esas perversiones provenían de una profunda psicosis que tenía su origen en la relación traumática madre e hijo. Los psiquiatras que acometieron su caso, barajaban la posibilidad de que Ed tuviera "Complejo de Edipo", es decir, de muy niño estaba enamorado de su madre, y tras múltiples intentos de recibir su cariño, ésta se lo negó tratándolo con desprecio, y siempre se quedó con el deseo del cariño de una madre. Entre el amor y el odio, desarrolló una grave dolencia mental que le llevó a querer encontrar a la mujer que ocupara el puesto de su madre una vez ésta murió.

 
Valora esta noticia:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.